LA CASA DE LOS ARBOLES

arbol1

Tres árboles que habían acompañado a una familia durante 35 años son removidos para la casa de la hija del cliente y su esposo.

Llenos de memoria, estos árboles era una pieza tan importante del hogar que se volvió el tema principal del proyecto. Garden Tree House, del arquitecto japonés Hironaka Ogawa, tiene en el centro los tres árboles familiares. Ya sin hojas y limpios ocupan la altura de los dos pisos de la casa.
El interior está pintado en un purísimo blanco para que el café y amarillo de los troncos contrasten. El espacio está libre para que los árboles, en medio de la casa, no atiborren el interior. Una construcción que parte del tiempo, de la memoria. Al escuchar los recuerdos de la hija de cuando escalaba los árboles y cómo fueron acompañando todos los eventos familiares era claro que los árboles debían pasarse al espacio nuevo.

arbolEl arquitecto comenta: “La eliminación de estos árboles era uno de los requisitos de diseño porque el edificio más nuevo no se puede construir si estos árboles se mantenían. Cuando recibí la oferta para el proyecto, pensé en varios diseños antes de visitar el sitio por primera vez. Sin embargo, todas mis ideas cambiaron tan pronto como vi el sitio en persona. Los dos árboles se estaban allí con mucha fuerza.
Estos árboles fueron parte de la familia durante treinta y cinco años. Por lo tanto, la utilización de estos árboles se convirtió en el tema principal para el diseño.El cliente pidió un sacerdote sintoísta para eliminar el mal cuando los árboles fueron cortados. Nadie iría tan lejos sin el amor y el apego a estos árboles.Cuando esta casa sea demolida para construir otro edificio, seguramente estos dos árboles se volverán a usar en algún tipo de forma.”

QUIÉN DESTRUYÓ LA CASA AGUILAR FIGUEROA, LA CASA INSIGNIA DE CHAPALITA?

Por Juan Palomar

La codicia. Un promotor miope y voraz. El Tribunal de lo Administrativo. Las autoridades estatales y municipales impotentes para hacer cumplir leyes y ordenamientos y de encontrar alternativas sin ser anulados grotescamente por ese tribunal. Los legisladores que siguen permitiendo que esto pase. La incapacidad del gremio de los arquitectos para encontrar y proponer soluciones que concilien patrimonio y nuevos usos. Los arquitectos que accedieron, por un puño de pesos, a proyectar algo sobre la destrucción del patrimonio de todos. Los colonos y los interesados en general, por no ser más aguerridos (existen los amparos…). Es, para abreviar, una culpa social, o por lo menos sistémica.

¿Pero por qué una casa particular propiedad de un promotor es patrimonio de todos? Por muchas razones. ¿Qué era la casa de don José Aguilar Figueroa? Era, ni más ni menos, que la construcción insignia de un fraccionamiento como Chapalita. Era la morada misma del creador de uno de los desarrollos urbanos más significativos del siglo XX tapatío. Era una gran casa, de mediados de siglo pasado, edificada por uno de los hijos de ese señor, con toda la carga simbólica que esto conlleva: la continuación de una optimista modernidad emanada de la escuela de la Universidad de Guadalajara fundada por Díaz Morales, el incipiente inicio de una tradición tantas veces rota, como ahora. Era una de las pocas obras que dejó el arquitecto Ignacio Aguilar Valencia, muerto prematuramente. Brillante, limpia, magistral en su uso del lenguaje contemporáneo conciliado con la somática y la climatología locales. Era muy bonita y a propios y extraños producía placer considerarla en su estratégica ubicación, en una manzana completa, llena de árboles, adyacente a la glorieta de Chapalita. Por estas y otras razones la comunidad se había justamente apropiado de su patrimonio: porque al asumirlo y entenderlo, ese patrimonio, que legalmente pertenece al promotor, adquiere una hipoteca social que es indispensable respetar. Y esto se hace en todos los lugares civilizados. Y, contrariamente al pensamiento primitivo y oligofrénico, el pago de esa hipoteca puede ser altamente ventajosa, en diferentes aspectos, para el promotor.

¿Y cómo se respeta esa hipoteca social, ese patrimonio común? Conciliando intereses. Encontrando soluciones de compromiso entre el patrimonio y el negocio. Cientos, miles de ejemplos en todo el mundo muestran que sí se puede lograr algo así. Pero la codicia debe tener límites; y la autoridad debe tener energía y eficacia para establecerlos, y debe propiciar estímulos. Ambas cosas, por supuesto, no pasaron en este caso. Era indispensable realizar un ejercicio de proyecto integral, un taller impulsado por autoridades y promotores, dentro del que la preservación de la arquitectura y la ganancia encontraran una solución razonable para las dos partes. Nunca se trata del todo o nada. También los fundamentalistas de la conservación, que quisieran arquitecturas disecadas, han provocado con su postura y sus vociferantes pataleos graves daños al patrimonio. La ingenua –y perversa- idea de que todo se puede hacer “centro cultural” (y que lo pague y mantenga otro), va de la mano con esa postura. Estas nociones solamente exacerban la idea de los promotores de demoler el “problema” antes que se complique más. Recordemos: el patrimonio debe ganarse la vida.

Supongamos que la casa de don José Aguilar datara de 1960. Dentro de solamente cinco años deberíamos haber tenido una perspectiva sobre su arquitectura y su valía similar a la que en 1960 se guardaba –o se debería haber guardado– con respecto a las grandes casas porfirianas de los 1890s (esas “protegidas” por el Inah y esas que por cientos se perdieron). Del mismo tamaño es la pérdida: la historia avanza. Era una casa que tenía la influencia de las grandes edificaciones domésticas de su época: Gropius, Neutra, Artigas, Coufal, Sordo Madaleno, Barragán… Era una irrepetible manera de entender y procesar arquitectónicamente una realidad que ahora ha desaparecido para siempre.

Independientemente de las quejas de diario, seguramente hay muchas lecciones que extraer de la destrucción de la Casa Aguilar: habría que aprenderlas, y aplicarlas. En primer lugar: ¿cómo fue posible, concretamente, este atentado al patrimonio de todos? ¿Cómo evitar el siguiente? Y luego continuar con lo demás.

FRED CLAPP Cuando el arte vive en el concepto

Fred es uno de los más reconocidos y prestigiosos directores de México. Su confianza en sí mismo y su aporte creativo lo ha convertido en pieza fundamental de producciones de alta complejidad. Estudió medicina, y al mismo tiempo teatro. Un tiempo después el teatro lo llevó a las artes y a la fotografía. Después de varios cursos, comenzó a trabajar como asistente de fotografía y luego como asistente de producción. Más tarde se convirtió en Productor de Agencia.
Su capacidad para poner sus ideas en imágenes lo condujo por el camino de la publicidad y sin mucho prembulo se convirtió en el Director Creativo de varias agencias mexicanas. Su carrera adquirió alto vuelo debido a su capacidad de escribir sus ideas y pensar en movimiento.
Él se asoció con Paco Murgua, otro director mexicano de renombre, hace más de 20 años, y juntos formaron lo que hoy en día es Cine Concepto, productora asociada a Fight Films en México y Estados Unidos. Como director, ha trabajado junto con los más importantes talentos creativos de México, obteniendo importantes premios en Cannes, Clio, The New York Festival, London Festival de Publicidad, Moevious, Internacional Automotive Publicidad, Andy, Fiap, Ojo de IberoAmérica, Círculo de Creativo, Premio Internacional de Londres, y otros.
Ha filmado en los Estados Unidos, Europa, Asia, América del Sur, y México. Tiene una pasión por el riesgo, por el “mini-cine” y por contar historias con imágenes plagadas de belleza estética.

Festival de arquitectura – Open House Madrid 2015

Open House Madrid es la primera edición del festival de arquitectura Open House, que llega a Madrid después del éxito cosechado en Nueva York, Sydney, Londres… y que como ya os contamos también hay varias ediciones de Open House Barcelona.

Open House es un festival de arquitectura anual que se ha convertido en una referencia cultural que pone en valor el buen diseño de los edificios, las ciudades y la arquitectura en general. Un evento totalmente gratuito que permite fomentar un diálogo entre los visitantes y los ciudadanos para mejorar la arquitectura y el conocimiento del espacio urbano. Durante 48 horas numerosos voluntarios colaborarán para realizar visitas abiertas a varios edificios de la capital que destacan por su valor arquitectónico, diseño o aporte a la ciudad.

Open House Madrid 26-27 septiembre 2015

Festival arquitetcura open house madrid 2015

Aunque los edificios que se podrán visitar están abiertos a seguir creciendo en número, a día de hoy están confirmados estos:

El equipo de Open House Madrid sigue trabajando en las actividades y estás interesado en ser voluntario de esta experiencia te animamos a poneros en contacto con ellos.

– See more at: http://www.cosasdearquitectos.com/2015/06/festival-de-arquitectura-open-house-madrid-2015/#sthash.XRDcsAFh.dpuf

La iglesia azul – Santa Isabel de Hungría en Bratislava

Hay quien dice que la mejor forma de aprender Arquitectura es viajando. Recorrer el mundo empapándose de las distintas formas de hacer y entender la Arquitectura. Y es cierto. Es una forma maravillosa de encontrar sin pretenderlo una obra tan peculiar como ésta que me sorprendió paseando por la ciudad de Bratislava.

Se trata de la Iglesia de Santa Isabel de Hungría, conocida como Iglesia azul. Fue construida en el siglo XX de la mano del arquitecto Ödön Lechner, el Gaudí húngaro, salvando las distancias, pues éstos coetáneos comparten algo más que época, su especial manejo del estilo Art Nouveau.Iglesia azul art nouveau bratislava detalle

Considerada como uno de los exponentes del ‘Jugendstil o modernismo húngaro, no acapara demasiado protagonismo, quizás por su ubicación, algo alejada del centro histórico de Bratislava.Art nouveau_Iglesia azul_panomarica

Para aprender y descubrir obras como ésta hay que seguir caminando por el mundo, en un estado de búsqueda permanente.

– See more at: http://www.cosasdearquitectos.com/2015/05/iglesia-azul-santa-isabel-hungria-bratislava/#sthash.eJJdP4lb.dpuf

La iglesia azul – Santa Isabel de Hungría en Bratislava

Esas fueron las palabras de Luis Eduardo Aute, anoche, nada más subirse al escenario. También se felicitó al encontrarse por primera vez en la Plaza de las Veletas. Aquel sitio es el punto más alto del Conjunto Histórico, donde los almohades levantaron alcazaba y mezquita, y desde la que el cantante en ese momento podía contemplar, más allá del público, el horizonte occidental aún resplandeciendo tenue en la silueta nocturna conformada por espadañas, almenas y tejados.

Hará unos veinte años pudimos verle en Sevilla, tocando a orillas del Guadalquivir, en una especie de acto electoral de Izquierda Unida. Como anoche, hacía calor y el lugar, la escasa luz, y la ya dilatada biografía de Aute, facilitaban al artista una atmósfera propicia para desencadenar sentimientos y emociones. A pesar de hallarse en el corazón de un recinto intramuros con muy pocas viviendas habitadas, víctima la ‘parte antigua’ de cierta gentrificación institucional y hostelera, el evento de ayer estaba precedido de las sempiternas quejas por el ruido.

Belleza2

Llegamos a la plaza mucho antes porque uno de nuestros acompañantes quería escuchar a Lapido (estupendo grupo granadino, como pude comprobar al rato). Mientras nos proveíamos de medios para hidratarnos en una de las barras, los andaluces actuaban ante un todavía escaso número de personas. Me fijé en una pareja de ancianos que atravesaba a duras penas el empedrado sin prestar atención a los músicos, como molestos por encontrarse con aquello de camino a casa, el gesto de él especialmente hosco en apariencia. Al ir tomando posiciones en primera fila, vi a mi amigo Manolo, solo, inmóvil y agarrado a una maceta de cerveza. Nos saludamos con un abrazo y regresamos a nuestras posiciones. Luego Lapido fue seduciéndome poco a poco, hasta el punto de hacerme mover las caderas en una suerte de torpe baile mecánico. Tras tres o cuatro temas, y apurado el líquido elemento, me volví hacia Manolo. Él seguía solo pero, lejos de permanecer quieto, en algún momento de la velada había iniciado una imparable danza frenética, sin rastro ya de su compañera la maceta de cerveza. Lapido se despide y, mientras reciben un aplauso no más que correcto, Manolo es el único en gritar ‘¡otra… otra!’, sin ser correspondido. A continuación proyectan el ‘Giraluna‘, esotérico cortometraje de Aute, y me inquieto con los estragos de la senilidad. Pero esa inquietud, brevemente reforzada al verle subir a la tarima, renqueante y desgarbado, se disuelve por la música de su voz; su voz de siempre. De manera que las interferencias en mi particular éxtasis llegan de otros agentes, como por ejemplo el energúmeno que a mi lado bracea y nos grita la letra de todas las canciones, mientras manosea con fruición a una mujer oronda y risueña. Durante buena parte del concierto recibo ora un codazo del desaforado, ora un golpe con el palo de ‘selfies’ de la fémina. Uno de nuestros acompañantes se burla de mi situación y me propone cantar a coro con el desaforado. Yo le miento que no me sé las letras. Finalmente el trance se resuelve reculando unos pasos, separándome a su vez de mi grupo. Ahora, a lo Manolo, me vuelven las sirenas ‘autianas’ y el gozo me embarga. Miro alrededor: junto al puntiagudo perfil de San Mateo brillan imponentes Venus y Júpiter (dato éste que debo a otro de nuestros acompañantes). Para colmo de perfección, desde mi nueva posición descubro al anciano de antes, entregado como yo al concierto, con su paciente mujer al lado. Rejuvenecido, canta y baila apasionadamente; me deleito con el giro sublime de mis prejuicios.

Belleza3

Ideas y plantas

El autor del Crystal Palace victoriano, Joseph Paxton, fue un erudito que comenzó trabajando de jardinero para el duque de Chatsworth. Experto en invernaderos, su obra cumbre puso a prueba un nuevo sistema industrial cuando levantó, en ocho meses, 293.000 hojas de vidrio -un tercio de la producción anual británica- con la mano de obra de 2.000 obreros. Como Paxton, han sido muchos los hombres ilustres que cultivaron un jardín. Goethe cuidó del de su casa de Frankfurt. Monet construyó en suyo en Giverny antes de empezar a pintarlo incansablemente y el emperador Adriano trató de reproducir, en su Villa de Tívolí, lo que más le había gustado de su imperio en los ocho años que viajó por él para conocerlo.

Por eso este verano realizaremos un recorrido insólito por algunos de los jardines más sorprendentes del mundo, aquellos que -como el del Fuerte Amber, cerca de Jaipur, en India, que ilustra esta entrada- encierran paradojas -el paraíso tras un muro- y ocultan, bajo un manto de árboles, plantas y parterres, la vida de sus autores. Esos dos polos, la vida el paraíso y la distancia entre ambos, definen con frecuencia, una idea del mundo.

Los jardines son el lugar de encuentro entre el hombre, la naturaleza y el arte, frágiles en esencia, representan, sin embargo, el cambio. La creatividad encerrada en la capacidad de transformarse y la necesidad de hacerlo, muchas veces, para sobrevivir. Lo mismo ocurre con las ideas. Por eso en este mes largo de viaje alternativo entre ideas -que les harán pensar sobre asuntos fundamentales, como la convivencia, y temas de nuestro tiempo -como la digitalización o la copia- y jardines, me propongo informarles, entretenerles, hacerles pensar y alcanzar, ojalá con imaginación, alguno más de sus cinco sentidos. Feliz verano.

M-Arquitectos, Piscinas termales Poça da Dona Beija en las Azores

Fernando Monteriro, Marco Resendes y Miguel Sousa del estudio portugués M-Arquitectos han sido los encargados de remodelar las Piscinas termales Poça da Dona Beija —situadas en el valle de Furnas—, uno de los principales destinos turísticos de San Miguel, la isla más grande del archipiélago de las Azores. Estas islas se formaron por la actividad volcánica, y el calor de la lava subterránea genera una serie de manantiales ricos en minerales. Debido a la creciente afluencia de visitantes a las piscinas fue necesario realizar la intervención, que busca el diálogo con el entorno a través de materiales locales: madera y basalto. Para reemplazar y mejorar el acceso principal, la ampliación contempla un volumen que dista siete metros del río y está dispuesto en paralelo al muro sur preexistente. Este pabellón alberga las taquillas, una tienda de regalos, aseos y un almacén. Por otro lado, se cubren con madera caminos y pasarelas que conducen a dos nuevas piscinas de piedra volcánica, emplazadas en la orilla norte.

Parque educativo Entrerríos.

En la búsqueda por comprender, resaltar y vitalizar la pluralidad de culturas en torno a la diversidad de municipios que constituyen al territorio antioqueño, se plantea la idea de realizar 80 parques educativos que resuman la esencia del lugar en el que se emplacen. Que sean una suerte de lugar de encuentro, de cultura y fundamentalmente, de diálogo entre el paisaje y las personas.

Entrerríos, que debe su nombre  a los ríos que lo delimitan, es un municipio ubicado al norte del departamento. Cuenta con un agradable clima frío y montañas con diferentes matices de verde. En una de sus manzanas, una manzana afectada por una topografía pendiente, con un arriba y un abajo muy definidos, se encuentra el lote que ocupa el parque educativo. En el límite inferior del lote, la Casa de la Cultura, una edificación de la colonización, muestra la pervivencia de la arquitectura tradicional. En la parte superior, a más de siete metros, una biblioteca hace sus esfuerzos por narrar el ahora. Es en esa pendiente donde se encuentra el parque educativo que busca, a través de la conexión, generar lugar.

A partir del encuentro de esos dos lugares, la Casa de la Cultura y la biblioteca, se generan dos accesos que permiten el ingreso de las personas, desde dos lenguajes arquitectónicos diferentes que atestiguan épocas distintas, a una sucesión de espacialidades generadas a partir de muros imponentes en su grosor  (eco de los muros de las casas tradicionales del municipio) en los que la materia predomina y el vacío se presenta como una forma de enmarcar el paisaje que muta. Un paisaje que atraviesa el proyecto, tanto en el exterior como en el interior. Ejemplo de esto son los jardines interiores y los fragmentos bucólicos que se enmarcan a través de las ventanas.

El parque educativo es un escenario en el que se presentan situaciones diversas, que dialogan y que se dispersan. La rampa es el elemento común, que establece relaciones y converge en las estancias que suscitan a una apreciación noble del paisaje, buscando la dirección adecuada para vincularse con el entorno (la iglesia, la montaña, la casa).

El proyecto genera espacios para la práctica, ensayo y  aprendizaje de la música, elemento importante para el municipio. Las espacialidades están dadas a partir de un entendimiento de la topografía que ha terminado originando patios que se disponen en las pendientes y actúan como escenarios.

SAVI Distribuciones

SAVI Distribuciones, es una empresa mexicana fundada en 1997, ha logrado consolidarse como una de las empresas líderes en comercializar, distribuir e integrar insumos y servicios de salud en el país.

A lo largo de los años, la empresa ha buscado diferenciarse en el mercado, a través de innovar en la entrega de soluciones para la salud. Esto nos ha llevado a alinear nuestros procesos comerciales, de abasto, logísticos y de información a las nuevas necesidades que existen en el mercado de salud actual, siempre con el fin último de brindar un mejor servicio al paciente.

Con más de 400 colaboradores en 5 centros de distribución y oficinas corporativas se atienden a más de 4,000 hospitales y centros de salud públicos y privados, pacientes y otras instituciones, ofreciendo una completa gama de medicamentos, insumos médicos y dentales.

Su misión es ser un canal de entrega de Salud día con día.

Esto los ha consolidado como una empresa líder que maneja clientes a nivel nacional

Incluyen a todos los actores del sistema de salud en México.

Debido a estas exigencias es prioridad seleccionar socios comerciales que sean compatibles con la misión de entrega de salud día con día. Es por eso, que hoy trabajen de la mano con los proveedores desarrollando proyectos en pro de la salud.

Y todo esto se logra gracias al talento con el que cuentan, por ello, su desarrollo y su equilibrio de vida personal/profesional es una de sus prioridades.

Generan, asimismo, una cultura de puertas abiertas e innovación continua en todas las áreas, siempre enfocándonos a incrementar el bienestar, el compromiso y por ende, los resultados para la compañía.